¿Quieres comer sano? ¡Empieza con estos consejos!


Te diré una frase que lo resume todo: “más mercado y menos supermercado”. ¡Así de sencillo! Y es que, aunque nos quieran hacer creer lo contrario, el 80% de los productos que se venden en un supermercado, no son saludables.

Cuando la tv no existía, en la mayoría de hogares españoles se comía lo que se necesitaba, dentro de lo que había, claro. Hoy esto ha cambiado, y la industria alimentaria se encarga cada día de utilizar los medios de comunicación para publicitar sus productos, hasta el punto de confundir a la población. Que no, que tus defensas no necesitan desayunar Actimel.

Para comer saludable quizá deberíamos empezar por aclarar qué significa exactamente esto de comer sano, o mejor dicho, qué no significa: comer sano NO es comer de todo con moderación; los que dicen eso son los mismos que nos dicen que tenemos que llevar una dieta equilibrada, y una dieta equilibrada, señoras y señores, no tiene por qué ser necesariamente una dieta saludable. Desde el punto de vista de la dietética, una dieta equilibrada, es aquella que tiene unas proporciones de nutrientes, pero eso no significa que esas proporciones se hagan siempre con alimentos saludables. ¡La dieta saludable, es la que se hace con alimentos saludables, y punto!

¿Vale, pero si no hay que comer de todo, y tampoco sirve una dieta equilibrada, entonces qué como?

En realidad, llevar una alimentación sana no es difícil, pero sí que hay que tener algunas cosas, no muchas, bien claras:

  1. Destierra de tu alimentación los productos ultraprocesados, ya sabes, galletas, snacks, embutidos, etc. Antes de añadir lo bueno, mejor quita lo malo.

  2. La base de tu alimentación deben ser los vegetales.Y cuando digo la base, me refiero a que estos alimentos deben estar presentes en todas tus comidas, sin excepción.Si quieres un cuerpo Danone, come verdura!

  3. Consume proteína de buena calidad, especialmente la de origen animal. Elige carne de pasto y aves felices, que se hayan movido y que se hayan alimentado de manera similar a su alimentación natural.

  4. Selecciona solo grasas saludables, que son las que provienen de frutos secos, semillas, pescado azul pequeño, aguacate y aceite de oliva virgen extra. Aquí no entran el aceite de oliva refinado ni el de girasol.

  5. No abuses de los cereales, sobre todo si son refinados. Elige siempre cereales integrales y evita las harinas.

  6. Bebe agua y djate de refrescos y zumos comerciales.

  7. Evita el alcohol. La cerveza no hidrata y el vino tinto no es bueno para el corazn, se siente

  8. Si tomas lcteos, elgelos enteros, sin azcares aadidos, y a poder ser de cabra u oveja.

  9. En definitiva, come comida real y olvídate de procesados.

¡Y ya está! ¿Verdad que no es tan difícil?


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon

Jenny Miralles

Copyright © 2021